Canal YouTube PantallasAmigas

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Crece el ciberbullying cometido por niñas

Según se desgrana de los informes judiciales, las chicas entre 14 y 18 años son tan violentas o incluso más que los chicos de su edad. Se han convertido en las principales actoras de ciberbullying.

El siguiente mensaje se puede leer en un foro de internet, en el que se dan cita jóvenes orgullosos de pertenecer a una tribu urbana: ¿ké te crees más kani por yevar to eso, pintamonas, que no tienes ni media hostia, dime de dnd eres y nos vemos x xungaaaa, abra ke verte k como te coja te vas a ir en tanga, perra agrégame ji kieres puta".

No es un fenómeno nuevo, pero sí en auge. A pesar de que los varones continúan siendo los grandes protagonistas de la delincuencia juvenil, los datos de los últimos años corroboran la percepción que ha ido calando en la sociedad: cada vez hay más chicas jóvenes que cometen delitos, agresiones o infracciones.

Lo corroboran las cifras que ofrecen los juzgados de menores. Del análisis de los expedientes de reforma recogidos en la Memoria de menores de 2007 de la Fiscalía Superior de Andalucía, las mujeres están implicadas en un 20%, "observándose un aumento respecto del año anterior". Más datos: según el balance de la Consejería andaluza de Justicia, en los últimos años han aumentado los ingresos de chicas en centros de menores.

En el catálogo de medidas impuestas y acordadas por los juzgados de menores, se recoge la libertad vigilada, el servicio en beneficio de la comunidad, los centros de día o las permanencias de fin de semana, entre otras, y en los casos más graves se dicta el ingreso en un centro de reforma. En régimen medio abierto, donde los menores pueden hacer vida casi con normalidad, el porcentaje de chicas ha pasado de representar un 8,23% en 2005 a un 12,24% en 2007 y, según datos hasta el 31 de agosto de este año, asciende a un 12,62%.

Si bien la delincuencia juvenil es típicamente masculina, en el ámbito de la violencia familiar se equiparan ambos sexos. E incluso se supera.

El fiscal jefe de menores de Jerez, José Miguel Martínez, interpretó este tipo de reacciones en la falta de respeto hacia los padres, derivados de que "hemos pasado de una familia autoritaria a una negligente o superprotectora, cuando se debería haber pasado a la familia democrática, con un control y un afecto equilibrado".


Las chicas también están tomando protagonismo en las aulas. No sólo con casos tan dramáticos como el de Clara García, que recibió 20 puñaladas de dos compañeras de instituto en San Fernando, sino en el día a día. En los centros educativos, el fenómeno del acoso escolar ya no es exclusivamente masculino. "Todos hemos registrado un aumento de ellas en formas tradicionalmente masculinas: agresiones verbales o físicas. Aunque ellos siguen siendo más, es cierto que se han diluido algunas fronteras de género en todas las formas, incluido en el cyberbullying", asegura Rosario Ortega, catedrática de Psicología de la Universidad de Córdoba. Ellas también quieren ser las matonas de clase, las way, las xungas.

Fuente: europasur.es